Place es la nueva plataforma destinada a fomentar la compra pública ecológica e impulsar los productos sostenibles.

Lo ecológico está cada vez más latente en nuestra sociedad. Es un hecho que ya vamos tarde en nuestro objetivo de cuidar el planeta. Por eso, cualquier propuesta sostenible es más que bienvenida. Así nació Place, una plataforma cuyo objetivo es fomentar la compra pública ecológica, ya sea por parte de administraciones o de grandes compradores. Además, fomentará el ecodiseño, de tal manera que sus empresas cumplan los requisitos medioambientales.

 

¿Cómo nace?

Place ha sido creada gracias al Instituto de Tecnología Cerámica (ITC)el Instituto Tecnológico del Plástico (AIMPLAS) y el Instituto Metalmecánico, Mueble, Madera, Embalaje y Afines (AIDIMME). 

Las siglas de Place quieren decir PLAtaforma de Compra Ecológica / PLAtaforma Colaborativa de Ecodiseño. Esta iniciativa ha sido financiada por fondos europeos Feder de Desarrollo Regional y, también, por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (IVACE).

 

¿Qué hace el ecodiseño?

El ecodiseño permite diseñar ciertos productos y servicios medioambientalmente sostenibles. Además, se trata de que minimicen su impacto en el planeta durante su ciclo de vida. 

Actualmente, existen programas sobre impactos ambientales basados en el ACV (Análisis de Ciclo de Vida). Éstos están disponibles en el mercado, pero no son del todo claros y, también, son complejos. Además, sólo ofrecen el resultado final de impacto.

Dentro de Place, se ha desarrollado una herramienta informática colaborativa que incluye todos los criterios ecológicos y mejoras posibles, así como varias tecnologías emergentes que reduzcan significativamente los impactos ambientales. Como resultado, se obtienen productos más duraderos o fáciles de arreglar, actualizar y reciclar. Están hechos con un mayor porcentaje de materiales reciclados.

Por otro lado, se han organizado tres showrooms, uno por cada centro tecnológico. Allí, se llevarán a cabo las mejoras ambientales de los productos diseñados por las empresas que utilizan Place. La plataforma, en un primer momento, se va a centrar en el mobiliario urbano. De esta manera, se comprobará su funcionamiento y utilidad. En el futuro, será extrapolable a todo tipo de productos y servicios.

En último lugar, cabe resaltar la implantación de un modelo de Economía Circular alineado con uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible: Producción y Consumo Responsables.