La economía colaborativa está repleta de beneficios y soluciones para todas las industrias en las que se instaura, ya que su objetivo es ahorrar y reducir.

El transporte de mercancías es una de las mayores industrias de España. Por un lado, los envíos nacionales e internacionales por carretera son bastante numerosos. Por este motivo, también es una de las que presenta mayores inconvenientes, entre los cuales se encuentra la contaminación.

Cualquier propuesta que permita reducir las emisiones de dióxido de carbono (CO2) para la atmósfera ha de apoyarse. Además, también disminuiría el tráfico.

 

Mayor aprovechamiento de rutas

La economía colaborativa provocaría que el transportista aprovechase mejor los viajes, es decir, entregase varías mercancías en diferentes puntos de la misma ruta.

Otra de las ventajas es la desaparición de los «retornos vacíos», muy comunes en transportes internacionales. Éstos se producen cuando los transportistas, llevan repleto el remolque en el viaje de ida, pero en el de vuelta va vacío. Las consecuencias de este fenómeno son la contaminación y los kilómetros en vano, ya que no está generando dinero para la industria. Es más, en España se estima un tercio de los transportistas realizan los viajes de vuelta con el remolque vacío. Por otro lado, en cuanto a los que llevan mercancía, ésta no alcanza a ser ni el 52%.

La economía colaborativa se encargaría de poner en contacto a los transportistas con los clientes seguros. De esta manera, se evitarían los viajes sin mercancía. Además, se abaratarían los costes de combustible, así como, generaría dinero al conductor.

 

Menor contaminación

Como comentábamos, la industria logística es de las que más contamina, dado que las emisiones de CO2 por carretera son considerables. Por otro lado, los camiones no suelen llevar el total de carga permitido en viajes de larga distancia.

La economía colaborativa, a través del contacto entre usuarios y transportistas, conseguiría llevar el máximo de carga. Y, sobre todo, que al hacer menos viajes, se contaminaría menos.

 

Ahorro de dinero

La economía colaborativa permite que multitud de plataformas sirvan como vía para enviar mercancía. De esta manera, los viajes salen mucho más baratos que si se hiciesen por los métodos tradicionales. En números estaríamos hablando de hacer una mudanza el 50% más barata, por ejemplo.