Según un estudio publicado en el portal del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, mientras que un coche de gasolina recauda 754 euros, o un diésel 535, los impuestos derivados de un vehículo eléctrico es de solo 72 euros. 

El estudio realizado por la Fundación ENT, y publicado en el portal del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo,  mide la tributación media de los coches diésel, gasolina y eléctricos según los impuestos derivados de su uso.

Los impuestos incluidos para medir en el estudio han sido:

  • Matriculación
  • Tracción mecánica (circulación)
  • Electricidad

Con todos estos datos y teniendo en cuenta un escenario base para un Vehículo Eléctrico con un gasto de 0,20 kilovatios hora (kwh) por kilómetro (km), de 0,07 litros/km de un diesel y de 0,09 litros/km de un gasolina, la tributación media de un VE estaría entre 463 euros y 681 euros al año por debajo de los otros dos vehículos de combustión interna.

Así, con las previsiones realizadas por el Instituto para la Diversificación y ahorro de la Energía (IDAE) de que en 2020 habrá 25 millones de turismos de los cuales el 10% será eléctrico, el año que viene se recaudaría un total de 1.430 millones de euros menos en impuestos derivados de turismos, un 8,4% menos de lo esperado si todos los vehículos fueran de combustión interna.

Fuente: ABC